FAQ

La tecnología MBX® ha sido especialmente desarrollada para los trabajos de carrocería sobre chapa.

Hay diversas cintas MBX® disponibles según el trabajo que se vaya a realizar:

Cinta MBX® gruesa negra: eliminación del revestimiento protector de los bajos la carrocería;

Cinta MBX® media ocre: eliminación de óxido; 

Cinta MBX® fina verde: deslacado.

Además, se ofrecen cintas MBX® con cerdas de acero fino para el tratamiento de partes de la carrocería de acero fino, aluminio u otros metales no ferrosos.

Atención: por lo general, el MBX® no es adecuado para tratar superficies que no sean carrocerías. Para la preparación de construcciones de acero se recomienda el uso del Bristle Blaster®.

La tecnología MBX® es especialmente adecuada para la limpieza; es decir, eliminación de capas de pintura, de óxido o de lacas de la chapa de la carrocería. Aquí, las cintas MBX® –según el tipo– producen una ligera rugosidad, como en el tratamiento por chorreado (cintas MBX® gruesa y media).

Sin embargo, la tecnología MBX® no es adecuada para la preparación de superficies de acero en lo que respecta a las especificaciones de limpieza y rugosidad de la superficie (por ejemplo Sa 2½). En estos casos se recomienda el uso del Bristle Blaster®.

No, las cintas MBX® solo funcionan con los equipos de accionamiento MBX®. Estos equipos permiten el número de revoluciones por minuto óptimo para el uso de las cintas MBX®.
El número adecuado de revoluciones por minuto (número de revoluciones en marcha en vacío del MBX® neumático = 3.500 min-1, del MBX® eléctrico = 3.200 min-1) garantiza los mejores resultados y la durabilidad máxima de las cintas.

Además, gracias a su construcción en línea, los equipos de accionamiento MBX® permiten un manejo y control óptimos.

No. Los equipos de accionamiento MBX® solo funcionan con cintas MBX®.

Las cintas Bristle Blaster® y Die Blaster® se diferencian de forma fundamental en su construcción y su funcionamiento de las cintas MBX®. Las primeras han sido concebidas para el funcionamiento con una barra aceleradora. Así, las cintas MBX®, Bristle Blaster® y Die Blaster® solo pueden ser utilizadas en sus aparatos correspondientes.

Neumático

El motor de aire comprimido del MBX® neumático tiene que ser lubricado con regularidad. Para ello basta con aplicar un par de gotas de aceite ligero en la conexión al aire comprimido. El mantenimiento adecuado prolonga la vida útil de las herramientas y es la condición imprescindible para poder reclamar las prestaciones de la garantía.

Eléctrico

Limpie la carcasa del motor después de cada uso y libere el ventilador de polvo aplicándole el chorro de aire comprimido.

En el manual de instrucciones, en el punto ‘Mantenimiento’, encontrará indicaciones para cambiar las escobillas de carbón. Las tareas de reparación de esta herramienta solo pueden ser llevadas a cabo por especialistas formados para las reparaciones de herramientas eléctricas u otros especialistas en herramientas.

El manejo adecuado es imprescindible para lograr los resultados deseados. Encontrará las indicaciones correspondientes en el manual de usuario que se incluye en el maletín de la herramienta. Recomendamos además que vea nuestro vídeo para el usuario.